Cuántos tropiezan por aquí cerca

lunes, 18 de abril de 2011

Auto-Bienvenida


Como siempre, he tardado en subirme al tren de las últimas tecnologías. Será que soy muy tradicional, pero desde mi adolescencia con el Nintendo y el VHS, siempre me ha costado dar el salto al nuevo formato, a la nueva moda, a “lo que todo el mundo está haciendo”. En algunos casos, como el Laser-Disc, la jugada de esperar a ver cómo se desenvuelven las cosas me salió bien; pero en otros sólo me ha servido para llegar tarde a cada nueva ola.

Finalmente me he decidido a crear este blog y doy la bienvenida a todo aquél que se haya decidido a acompañarme fugazmente leyendo lo que escribe este pequeño autor, con mucho que decir y poco que imponer.

Todo esto nace de mis ganas de escribir y de devolver al mundo parte de todo lo que me ha dado en forma de experiencias. Si mientras tanto puedo generar algo de polémica, pues eso que me llevo. Se supone que escribiré sólo sobre lo que veo, pero que nadie dude de que será a través del filtro de mi punto de vista, como sucede a todo el mundo. Así que si alguien discrepa, los comentarios serán bienvenidos y las discusiones con fundamento recibidas con los brazos (y la pantalla) abiertos.